Tal vez te haya pasado o te esté pasando, ya que es un error muy frecuente entre los emprendedores digitales. Basar y enfocar tu negocio en ti mismo, es la principal dificultad  a la que se enfrentan los novatos. Pensar que tus necesidades, tus incognitas o tus inquietudes son las preocupaciones que tiene tu audiencia es el error número uno al emprender en internet.

Te auguro un mal futuro si no pones remedio a esto.

Para crecer y crear una empresa sólida, uno de los pilares en los que debes basarte es conocer a tu público. De nada sirve contratar el mejor hosting, tener una estrategia increible en redes sociales. Ponte a su servicio, piénsa como el, habla como él y conoce sus gustos.

Si ves que en tu blog las visitas no suben y que en Google Analytics tu gráfica es una linea horizontal, tal vez estás cometiendo el error de no conocer y no haber hecho el trabajo de definir audiencia. Quizás tu contenido no esté enfocado a tu público, tal vez no les interese.

La audiencia, el pilar de todo


¿Sabes lo que es tu audiencia?

Tu audiencia es tu público. Es el grupo de personas que determinarán el rumbo de tu negocio, tus productos, su precio, promoción, etc. Tu audiencia tiene motivaciones, deseos, cosas que no le gustan, etc.

No puedes gustar a todos, tu producto no puede ser del agrado de todos, es imposible y es un error que puede costarte caro. Por esto, definir audiencia es el primer paso para obtener el éxito.

audiencia para tu blog

3 preguntas que debemos responder


Poner el punto de mira en un mercado específico es tu mejor estrategia. Acércate y define a tu público, pero antes, responde a estas preguntas, te ayudarán con tu tarea de definir a tu audiencia:

1. ¿Quién obtiene un beneficio con lo que hago?

2. ¿Qué necesidades tiene mi público?

3. ¿Qué beneficios tiene mi producto o servicio y que solución puede aportar?

Definir audiencia


Voy a avisarte de una cosa, definir a tu audiencia no es responder a las preguntas anteriores y problema solucionado. No, no es tan fácil.

Ya ves que es una tarea imprescindible, ya que te va a ayudar a llegar hasta las personas concretas con las que debes mantener una relación.

Vamos a responder a la primera pregunta que te hice antes:

1. ¿Quién obtiene un beneficio con lo que hago? ¡No contestes todo el mundo! No. Pero tampoco me vale que contestes los freelance. Hay que centrarse en el tipo de freelance.

Cada sector es diferente, por eso no es lo mismo un freelance que otro. Hay que enfocar, entender sus necesidades.

Imagina que estás en una fiesta de cumpleaños. En esa fiesta hay unas 100 personas, todas de la misma edad, entre 35 y 45 años.

Todas están enmarcadas en el mismo rango de edad, pero cada uno tiene una profesión diferente y unos gustos distintos.

Ahora te voy a proponer un reto, intenta hablar con todos a la vez. Difícil, ¿verdad?

Si tratas de hablar con todos a la vez, posiblemente no conseguirás llegar a nadie, comenzarás una conversación muy genérica, muy obvia y casi seguro que le interesará a muy pocas personas de la fiesta (el resto se darán la vuelta y dejarán de escuchar lo que dices).

En nuestro negocio debemos definir audiencia, un público y comenzar a enfocar nuestro negocio hacia estas personas.

Por ejemplo, yo ayudo a personas insatisfechas con su trabajo y estilo de vida, a crear un negocio digital de futuro que les ayude a conseguir otra forma de vivir. Te he definido específicamente a que sector del público enfoco mis esfuerzos.

Bien, pero a estas alturas del artículo continuas diciendome, Dani, ¿cómo lo identifico?

Definiendo unos conceptos:

Carácterísticas socio-demográficas

Lo primero que tenemos que definir de nuestro lector ideal es su rango de edad, género, si es mujer o hombre, ubicación
geográfica, situación familiar, estudios, tipo de trabajo, etc.

Con esto vamos a eliminar al grupo de personas que sabemos que no les interesa nuestro blog, haremos una segmentación de nuestro mercado.

Carácterísticas de identificación

Tras hacer la primera segmentación, pasaremos a definir la identidad de nuestro lector ideal. Vamos a definir los valores de estas personas, sus aspiraciones o su estilo de vida.

Es fundamental conocer estos datos para profundizar mucho más con estas personas. Si compartes contenido que de verdad le preocupe a tu lector ideal, conseguirás conectar con ellos y desarrollarás una relación auténtica con ellos.

Carácterísticas emocionales

Ya tenemos muchos datos sobre nuestro público ideal, ya tenemos una figura más definida sobre nuestra audiencia. Sabemos muchas cosas importantes, valores, preocupaciones, etc.

Ahora te toca definir sus problemas, entrar en detalle y meter el dedo en la llaga. Si consigues llegar al corazón de tu audiencia y poner solución a sus preocupaciones y emociones, tendrás un público fiel.

audiencia

¿Para qué quiero definir a mi audiencia?


Si te has preocupado de definir a tu lector ideal, ya sabes perfectamente a quien vas a dirigirte. Trabajarás para ellos, escribirás lo que quieren leer, les ofrecerás los productos que necesitan.

Al conocerlos vas a estar resolviendo sus necesidades. Escucha a tu público en los comentarios, a través de los mensajes que te envíen por medio del formulario de contacto, o en las redes sociales.

Si sabes escuchar, vas a ser su mejor amigo. Dejarás de trabajar para un grupo, un segmento o un target y empezarás a ver que tu lector es una persona, que además confía en ti.

¿Tienes definida a tu audiencia? ¿Estás enfocando tus esfuerzos hacia ellos? Cuéntamelo en los comentarios.

Si te ha gustado, compártelo en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies