Si estás leyendo esto es porque te has planteado crear un blog, ya lo tienes o estás en el proceso.

El 90% de los que empezamos con este tipo de proyectos, siempre nos cruzamos, tarde o temprano con la venta. A todos nos apasiona ganar dinero haciendo lo que nos gusta, nuestro blog.

Vender por internet siempre produce ese miedo que te invade el cuerpo. Es ir contracorriente, contra lo establecido. Pero estamos viviendo en una época de cambio, de ir contracorriente y de cambiar lo establecido. Ya te conté toda la verdad sobre cómo crear una empresa digital y cómo está cambiando el mundo que nos rodea.

Se que enfrentarnos a un nuevo reto cuesta, pero tener miedo puede ser un aliado para nuestro proyecto.

Hoy te voy a ayudar a evitar los errores al vender por internet.

Te cuento 4 errores al vender por internet muy comunes  que espero no caigas en ellos.

No vender


Escribes, escribes, escribes, escribes y escribes… pero no vendes nada.

Realmente no se trata de escribir al tun tun. Tienes que tener una estrategia, debes saber el como y por qué.

Posiblemente lo estés haciendo o pienses hacerlo.

  1. Decides crear un blog
  2. Piensas en el tema sobre el que va a tratar
  3. Escribes
  4. Pasas meses escribiendo
  5. Al cabo de mucho tiempo te planteas vender en tu web.

Se que es lo común, pero siento decirte que no estas haciendo las cosas bien.

La venta no puede estar en la última posición de tu negocio. Tu negocio debe girar en torno a la venta.

  1. Piensa que quieres vender
  2. Haz un plan de contenidos que gire en torno a tu producto.

Define tus objetivos antes de escribir nada. No puedes estar tratando temas a lo loco y al cabo de un tiempo tratar de vender un producto que no tiene nada que ver con lo que hablas en tu blog.

Todo tu contendio, debe girar en torno a ese producto, tiene que facilitarte la venta.

No tener esto en cuenta es caer en uno de los errores al vender por internet más comunes.

Tener miedo de tu producto


¿Tienes miedo a la venta? es normal. Es un síntoma normal, no te asustes.

La mayoria de los emprendedores, ya sean digitales o no, tienen miedo a vender. El dinero nos incomoda y tratamos de evitar este tema, no nos gusta pedir dinero a la gente.

Tenemos que vencer ese miedo natural.

¿Pero tienes miedo de tu producto?

En realidad el miedo a tu producto es una mezcla de tres factores:

  • Inseguridad. Porque no estás seguro de si tu producto estará a la altura, de si será lo suficientemente bueno, de si tu cliente quedará satisfecho, si el precio será el correcto, si lo que ofreces será bueno.
  • Vergüenza. Esto esconde uno de nuestros miedos básicos, el miedo a no gustar.
  • Prejuicios. Si vendes eres una mala persona, un aprovechado, sólo piensas en el dinero y el dinero es malo, y cobrar es casi un pecado mortal, etc, etc.

Es muy complicado cambiar todo esto con lo que voy a escribirte aquí, esto es un proceso que hay que trabajar, pero piensa en ello.

Nunca alcanzarás la sabiduría absoluta, ni serás el mayor experto en nada. Pero seguro que sabes más que el 99% de los que te rodean sobre algún tema.

Obsesionarte con aprender más sobre el tema que dominas es un error. Posiblemente no vamos a inventar nada. Puedo decirte que seguramente, no vamos a revolucionar el mercado.

El 99% de las personas que te rodean no tienen tus conocimientos sobre ese tema que tanto te apasiona. Vénde tu conocimiento a ese 99%.

Hay miles de personas que saben menos que tú y están deseando aprender todo lo que tu sabes.

No saber aprovechar esto, es otro de los errores al vender por internet más comunes.

miedo

Tu producto tiene que ser perfecto


No te estreses por cada pequeño detalle.
Sí, es importante hacer las cosas bien y puedes mejorar con el tiempo, pero bueno y rentable es mejor que perfecto y mucho mejor que jamás hecho. Haz que las cosas sucedan. Sé de las personas que terminan aunque aún no sea perfecto.

Cuando te decides a vender te encuentras con el problema de que quieres crear la super mega universidad del conocimiento. No.

No tienes que estar meses o años creando el curso TOP. No tienes que crear el curso definitivo.

¿Es necesario? Te digo que no.

Casi todas las personas tenemos problemas con el perfeccionismo, nos cuesta trabajo pensar que lo que hacemos está bien porque siempre buscamos la imperfección y nos fijamos en lo que falta o está mal. Lo único que tenemos que saber es que la perfección no existe, nunca se dará la situación perfecta ni llegará el momento perfecto.

Tus clientes necesitan solucionar un problema y lo necesitan ya. Hazlo simple y directo.

Deja de estresarte por detalles que no tienen importancia, no esperes que lo que hagas sea perfecto, obviamente esto no significa que debes descuidar la calidad de tu trabajo, sin embargo, obsesionarte con la perfección terminará por hacerte sentir que tu trabajo no es bueno.

Si quieres enseñar a freir un huevo, no hace falta que contemos la historia de la evolución de la gallina y su código genético. Tu cliente no quiere eso. Tu cliente quiere saber freir un huevo y punto.

Si le entregas un curso donde le explicas la evolución y el código genético, le habrás entregado un bonito curso de 2000 páginas para aprender a freir un huevo.

Rellenar de contenido inservible no hará que tu cliente esté más contento.

Tirar los precios por los suelos para vender más


Te has decidido a vender, has visto que tienes que crear algo concreto y directo. Estás muy contento con el resultado y decides lanzarlo, pero llega la hora de poner el precio.

Tu producto vale 500€, pero decides empezar la venta por 150€ porque así conseguirás vender más. Cometes un error grandísimo. Estás dejando atras 350€ de tu trabajo.

No vender tu trabajo por el precio que corresponde y se merece no sólo te perjudico a ti económicamente, perjudica a tu negocio y a su imagen.

¿Quieres trabajar con clientes que están dispuestos a 500€ o con cliente que les cuesta trabajo pagar 150€?

Una vez el cliente se ha acostumbrado a pagar un precio determinado, querer subirlo después para recuperar margen puede suponer una gran pérdida de clientes por el efecto psicológico de tener que pagar más por el mismo producto o servicio.

Primero tienes que creértelo tu mismo. Dale valor a tu trabajo, ponle el precio que se merece.

Un fontanero no viene a tu casa a arreglar el grifo que gotea por 2€ la hora.

Un cerrajero no viene un sábado a las 2 de la mañana a abrir tu puerta, porque se te han olvidado las llaves, por 10€.

Cobran lo que se merece su trabajo. Haz tu lo mismo.

No cometas estos errores al vender por internet


Muchos hemos caído en estos errores. En estos y en muchos más.

Ya los conoces, ya sabes donde está el fallo. No permitas que estos errores hagan fracasar tu proyecto.

Puedes evitarlos.

Si has cometido alguno de estos errores, me gustaría que me lo contases en los comentarios. Cuentame cómo lo has solucionado o como tienes pensado hacerlo. Pero sobre todo, dime que te parece este tema.

Si te ha gustado, compártelo en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies