Seguramente quieres montar tu propio negocio, porque deseas cumplir tus sueños, ya que ves que en tu empresa has tocado techo. Eres mil eurista y en tu empresa no tienes opción de escalar más. Trabajas todo el día y no tienes vida o  simplemente no encuentras trabajo y estás desesperado buscando una forma de ganarte la vida o has visto una oportunidad de negocio y no quieres dejarla escapar.

Si quieres hacer las cosas bien y no arruinarte en el camino, lee esto antes de dar cualquier paso.

 

Estudio de Mercado


Antes de comenzar con cualquier negocio, lo primero que debemos tener en cuenta es realizar un buen estudio de mercado.

Debemos analizar la oferta y la demanda, los precios y canales de distribución.

Con este estudio conseguirás tener una visión clara de las características de tu producto o servicio en el mercado. Gracias a esto podrás establecer una correcta política de precios. Tendrás una visión adecuada de tu target, obteniendo un perfil completo, comportamiento de la demanda y proyección esperada.

Analizarás a tu competencia, quienes son, volúmenes de facturación, cuota de mercado, evolución, empleados, costes de producción, etc…todo lo que podamos recabar.

Tu estudio de mercado analizará si tu proyecto encaja en el entorno donde quieres introducirte. Te dará respuesta a muchas preguntas fundamentales: “¿Cubre mi proyecto alguna necesidad? Si la respuesta es “No” olvida todo y vuelve a empezar. Si la respuesta es “Si” continua leyendo.

 

Inversión


Seguramente en este momento, tras comprobar tu idea y hacer el estudio de mercado, te planteas crear tu negocio desde cero. ¿Tienes dinero? Si, todo vale dinero y crear una empresa también.

Tienes varias opciones para conseguir financiar tu proyecto:

Acudir al banco: Los bancos están empezando a ser más flexibles y pedir un crédito y obtener un préstamo de tu banco, puede ser más fácil que hace unos 5 años. Tal vez necesites un avalista, de esta forma te será mucho más fácil gestionarlo todo.

Socio capitalista: En esta época que nos ha tocado vivir, todos buscamos reinventarnos y pensar en nuevas opciones de negocio. Actualmente el número de empresas que se crean se han dupicado con respecto a los años pasados, ya que una de las mejores formas de acabar con el desempleo es el autoempleo.

Buscar un inversor puede ser una buena fuente de financiación para tu empresa. En la mayoría de los casos, el socio capitalista desea invertir en negocios 100% seguros y rentables, por lo que necesitas que tu proyecto sea viable y con visión de futuro.

Ahorros: Posiblemente éste sea tu modo más factible de financiar tu empresa. Ahorra dinero y úsalo para crear un negocio.

dinero

 

Tu futuro


Si has superado todo lo que has leído hasta ahora, te doy mi enhorabuena. Ya tienes todo en marcha para “comenzar”.

Has conseguido validar tu idea, conseguir financiación y empezar a dibujar un proyecto de futuro. Ahora te toca aprender a gestionar tus recursos.

Los clientes son parte fundamental de todo proyecto. No se trata de tener muchos clientes, se trata de tener los clientes adecuados. Normalmente, cuantos más clientes tengas, más problemas rondarán tu cabeza. Esto es una fórmula sencilla, un cliente supondrá un problema, pero cien clientes supondrán cien problemas.

Los clientes te traerán pedidos, pero no se trata de que te pidan mucho, se trata de que pidan el número adecuado, es decir, el número que puedas gestionar sin problemas. Un exceso de pedidos mal gestionados supondrían un fracaso en nuestro negocio.

Imagino que cuando crezcas no podrás hacerlo tú todo. No contrates a lo loco en cuanto tengas liquidez y un exceso de trabajo. Después de las vacas gordas suelen venir las flacas y si tienes gente a tu cargo en estos momentos malos, puede ser motivo de ruina de tu negocio. La mejor opción, contratar freelances por servicios concretos.

Como verás, hay muchos motivos que pueden hacer que tu negocio fracase. No permitas llegar a arruinarte.

Tal vez este artículo sea muy extremista, pero es mejor ser realistas, que buscar una tras arruinarte. Esto es sólo un ejemplo de las cosas importante que no puedes olvidar si quieres llegar a ser tu propio jefe. Espero que no entres en pánico y poder ayudarte a dar el paso, pero sobre todo, ayudarte a dar el paso bien.

Recuerda que lo más importante en esta vida es conseguir ser feliz, contigo mismo y con lo que haces.

Cuéntame en qué proceso te encuentras en este momento en la creación de tu empresa y si estás de acuerdo con lo que te pongo aquí. Deja tu comentario.

¿Conoces al autor de esta entrada?, Dani Velo

Dani Velo es el autor del blog danivelo.com, donde ayuda a emprendedores freelances a vender más, usando estrategias de marketing digital. Además, es socio y fundador de Dobledé Publicidad & Marketing, donde ejerce como consultor de marketing para diversos clientes y se encarga de supervisar los procesos de producción y diseño.

Ha realizado trabajos internacionales como diseñador freelance o desarrollado labores de community manager, ha sido formador en temas relacionados con el marketing y diseño gráfico y también ha creado diferentes webs y apps.

Si te ha gustado, compártelo en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies