Estarás de acuerdo conmigo que emprender es una de las cosas más complicadas que te has planteado nunca.

Saber que no tienes a nadie presionándote para que cumplas con tu obligación es una liberación, pero a la misma vez una pesadilla.

Todos los días te enfrentas a situaciones nuevas y a su vez a momentos que se repiten día tras día, por lo que debes organizarte y solucionar tus problemas de productividad para mejorar tu forma de trabajar.

No te agobies, todos hemos pasado por ahí. Saber solucionar tus problemas de productividad harán que consigas multiplicar tus posibilidades de triunfar y puedas tomar las riendas de tu futuro.

Vale, te he convencido, ¿no?

Entonces, ¿Le damos un giro a tu negocio?¿Quieres que las cosas cambien? Te voy a dar una serie de consejos para mejorar tu productividad

Para hacer que todo esto cambie, tenemos que empezar por cambiar tus hábitos, para que esto te ayude a solucionar tus problemas de productividad.

Despeja tu espacio


No necesitas un espacio de trabajo super ordenado.

Todo el mundo odia los espacios de trabajo desordenados y llenos de papeles. Pero también odiamos los espacios de trabajo repletos de cosas.

La clave es tener un espacio de trabajo libre de cosas innecesarias. No necesitas cosas que, aunque ordenadas, te puedan agobiar.

Mantén tu entorno de trabajo despejado.

Despeja tu mente


Tener nuestra cabeza dando vueltas a las tareas que tenemos pendientes te agotará y no permitirá que soluciones tus problemas de productividad.

Usa una agenda de papel o la que tienes instalada en el móvil. Revisa tus notas, pero no obstaculices tu cerebro.

No tengas tu cabeza repleta de tensión con las tareas pendientes o ideas. Anótalo todo y despeja tu cabeza.

No trabajes más horas de las que tenías estipuladas


Sé que te encanta tu trabajo y que se te pasan las horas sin darte cuenta, pero no olvides descansar. No abandones a tu familia, amigos o tus ratos de ocio.

Busca un equilibrio, estoy seguro que trabajas más horas y ves los mismos resultados. Si fuerzas la máquina podrás terminar quemándote. Debes actuar como un emprendedor exitoso.

Haz ejercicio


No voy a ser yo quien te descubra las ventajas de hacer ejercicio para el ser humano.

Sabes que esto es beneficioso para tu cuerpo y para tu mente. En los emprendedores llevar una disciplina de ejercicio físico conlleva innumerables beneficios y aunque te parezca mentira, obtendrás muchas satisfacciones gracias a esto.

Sé que el ejercicio cuesta y que tienes un millón de escusas para no hacerlo, pero una vez que consigas implantar una rutina en tu vida, no podrás vivir sin ella.

haz ejercicio

El mundo no gira en torno a tu empresa


Si, lo sé, tu empresa es importantísima para ti. Sé que le dedicas muchísimas horas porque tus ganas de que tu proyecto sea perfecto son incalculables.

Tu amigos te dicen que ya no sales, tu mujer o tu novia quiere que hagáis un viaje juntos, ya no juegas al padel con tus amigos o echas la pachanga al fútbol que jugabas todas las semanas.

Deja de estar en las nubes y pensar las 24 horas en tu proyecto. Cuida a los que tienes a tu alrededor, corres el peligro de quedarte solo.

Tu negocio no es el centro del mundo, ni para tí, ni para los que te rodean.

Adiós al agobio


Sientes que no das a basto. Tu lista de tareas cada vez es más larga. Eres el bombero de tu empresa y te dedicas a solucionar problemas.

Focaliza. Cada tarea, cada acción. Usa toda tu concentración en cada tarea que lleves a cabo. Haz lo que te propongas sin estar pensando en las otras tareas que tengas pendiente. Centra tu atención en cada tarea de forma única y conseguirás empezar a solucionar tus problemas de productividad.

agobio

Elimina lo que no te aporte valor y comienza a solucionar tus problemas de productividad


Revisa periódicamente y de forma constante las tareas de tu negocio. Analiza a conciencia si es necesaria y si t aporta valor a tu negocio.

Reduce al mínimo el tiempo que dedicarás a esas cosas, e incluso, si puedes, elimínalas de tu rutina, de tu vida o de tu agenda.

.

Con estos siete hábitos comenzarás a forjar una base para solucionar tus problemas de productividad. Practícalos a diario, y se constante.

¿Qué te ha parecido? ¿Crees que estos hábitos son fáciles de implementar?

Aprende a cambiar tu forma de trabajar para ser más productivo y tener mejores resultados.

Si te ha gustado, compártelo en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies